¿Si ejercitas tu cuerpo, por qué no haces lo mismo con la memoria?

salud preventiva

¿Si ejercitas tu cuerpo, por qué no haces lo mismo con la memoria? Existen una serie de estrategias que te ayudarán a mantener la mente en constante actividad.

La memoria juega un papel muy importante en la vida de una persona. Cierto es que, cuando la memoria empieza a disminuir de forma drástica, el resto de nuestro cuerpo también disminuye en su forma de poder trabajar. Por ello, si tomamos medidas para mejorar nuestra memoria, nuestro cuerpo también lo agradecerá. Si no ejercitamos el cerebro, éste perderá neuronas y conexiones, y, consecuentemente, perderá capacidades y flexibilidad para reaccionar a su entorno. Por ello, al igual que ejercitamos nuestro cuerpo, también tenemos que ejercitar nuestra mente.

Cuando el cerebro desarrolla rutinas muy fuertes, ya no necesita pensar. Es decir, todo se hace automáticamente, con mucha rapidez y eficacia. Uno de los males de esta sociedad es que tendemos a aferrarnos a las rutinas porque nos gusta permanecer en nuestra zona de confort. De lo que no nos damos cuenta es que esta situación no nos da opción a conocer nuevas personas y vivir nuevas experiencias. La única manera de salir de la rutina es confrontar el cerebro con nueva información.

Hacerse mayor es algo inevitable, y comienza a ocurrir antes de lo que nos pensamos, pero a todos no nos ocurre por igual; algunas mentes se mantienen en forma durante mucho más tiempo. ¿A qué es debido? ¿Qué es lo que nos diferencia los unos de los otros? El esfuerzo intelectual es muy importante: la gente que se enfrenta a continuos retos, que lee, que juega a al ajedrez, que tiene curiosidad, o que disfruta viajando, suele tener un proceso de decaimiento más lento. Pero lo que nos mantiene activos y jóvenes no es el conocimiento acumulado, sino el ir más allá de lo que ya tenemos, manteniendo una mente inquieta y no dejando de aprender cosas nuevas. La mejor manera de lograrlo es a través del cambio continuo.

Aparte de estos puntos, también es importante seguir una correcta nutrición para disponer de una buena memoria, incluyendo en nuestra dieta las siguientes frutas (plátano, manzana, cítricos), verduras (brócoli, cebollas, espárragos, espinacas, pimientos) y otros alimentos (nueces, salmón, levadura de cerveza, germen de trigo, lentejas). Finalmente, es muy importante huir del estrés y los pensamientos negativos, ya que son los peores enemigos de la memoria.

Desde isalud.com te recomendamos que, aparte de preocuparte de tu salud física, también te preocupes de tu salud mental, ejercitando tu cerebro con los consejos que te hemos indicado anteriormente.

Entra ya en isalud.com, portal líder en España asesoramiento de seguros médicos, y contrata tu seguro de salud, para ti y para toda tu familia. Tienes la posibilidad de contratar el seguro médico que mejor se adapte a tus necesidades ya que tienes diferentes tipos de seguros de salud como, por ejemplo, el Adeslas Plena Vital.

¿Te ha gustado el post?
Valóralo y compártelo en tu red social.